15 C
La Paz, BO
mayo 25, 2022
Análisis

Escenarios en la guerra Rusia Ucrania

Peter Maldonado Bakovic

“La partida del Siglo”, así fue bautizado el histórico duelo entre Boris Spasski (URSS) y Boby Fisher (USA) disputado en 1972 por el título de campeón del mundo de ajedrez. Fue llamado así, no sólo porque enfrentaba a dos de los cerebros más conspicuos del ajedrez, sino porque ponía en juego la superioridad moral de las dos potencias que se disputaban el control del planeta durante la guerra fría.

Al mejor estilo de este “match”, que se disputó a 24 partidas, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania es un juego de ajedrez que se desarrolla en tres tableros, el escenario Bélico, el escenario financiero internacional y el escenario mediático.

El tablero del escenario bélico.

Rusia. Putin da inicio a la invasión a Ucrania con dos objetivos: la toma de Kiev en dos días y la instalación de un gobierno títere en Ucrania. Seis semanas después de iniciados los movimientos militares, ninguno de los objetivos ha sido cumplido, y salvo una gran jugada, será difícil alcanzarlos. Rusia no ha dimensionado a cabalidad la operación, ya sea por desconocimiento del adversario o por una sobredimensión de sus propias fuerzas.

El ejército ruso ha tenido un avance dificultoso, laborioso, a tropezones, es un paquidermo lento y holgazán; sus convoyes han sufrido todo tipo de imprevistos. Los rusos planeaban trasladar el grueso de su maquinaria de guerra por vía férrea, la respuesta ucraniana ha sido dinamitar los rieles para inutilizarlos. Ante esto y para llegar a Kiev sólo cuentan con dos vías de acceso, las carreteras o los caminos de herradura. Transitar por las carreteras los convierte en objetivos fáciles de alcanzar, puesto que la ruta se torna predecible; si a esto le sumamos el atasco al que se encuentran sometidos, producto de la voladura de puentes de parte de los ucranianos: el convoy ruso es un blanco perfecto para los misiles ucranianos.

De manera inteligente, los ucranianos han impactado sus misiles inicialmente contra los carros cisternas que debían llevar el combustible para alimentar a la máquina de guerra rusa; sin combustible los tanques son meros objetos inservibles. Esto explica las imágenes que han estado circulando de tanques rusos en perfecto estado, siendo remolcados con tractores por granjeros ucranianos.

Los caminos de herradura han resultado una mala experiencia para el convoy ruso, a medida que la primavera va llegando y las nieves se van derritiendo, la maquinaría invasora ha quedado, primero estancada en el fango y posteriormente abandonada.

Como consecuencia de todo esto, la línea de abastecimiento rusa ha sufrido graves daños y la moral de la tropa se ha visto seriamente afectada. Napoleón sentenciaba que la moral de la tropa representa ¾ partes del éxito en una campaña militar.

Ucrania. El servicio de inteligencia ucraniano ha logrado interceptar el sistema de comunicación ruso, lo que significa estar un paso adelante. Kiev ha organizado un departamento de inteligencia dedicado exclusivamente a hacer seguimiento a altos oficiales rusos, para posteriormente dirigir ataques contra ellos, así se explica la muerte de 7 generales rusos bajo fuego ucraniano.

El único ataque ucraniano en territorio ruso ha sido a un depósito de combustible que servía para alimentar la línea de abastecimiento rusa, el ataque fue exitoso.

El tablero del escenario financiero internacional

Los aliados ucranianos con Estados Unidos a la cabeza, han aislado parcialmente a los bancos rusos del sistema financiero internacional, no obstante la medida no ha alcanzado a bancos rusos estatales como GAZPROMBANK que cada día recauda 1.000 millones de dólares por venta de gas y petróleo a Europa. Las sanciones a oligarcas rusos, a políticos y a la familia de Putin, por el momento son medidas declarativas. Lo que si puede funcionar es el congelamiento de los activos financieros rusos en moneda extranjera que tienen en Francia, Japón, Alemania, USA y Gran Bretaña, la suma asciende 330.000 millones de dólares. Putin va a echar de menos esos billetes.

El tablero del escenario mediático.

Rusia. Moscú utilizó una herramienta comunicacional para referirse a la guerra y la denominó “operación militar”, ninguno de sus voceros utiliza las palabras guerra o invasión. De la misma manera justificaron la invasión bajo el argumento de “desnazificar” Ucrania. Si bien es cierta la existencia de Azov, de extrema derecha y fascista y sus vínculos con el gobierno de Kiev, su peso específico es muy ligero para justificar tremenda invasión. En ambos casos, su estrategia comunicacional no prosperó, la causas que esgrime Moscú ni conmovieron, ni movilizaron al mundo (y aparentemente tampoco a la población rusa).

 Ucrania. La causa ucraniana está relacionada con valores: libertad y dignidad, valores que (casi) todo el mundo comparte, por ello las muestras de solidaridad a lo largo y ancho del planeta. En paralelo el presidente Zelensky resultó un gran comunicador, sus videos y sus reuniones virtuales con los parlamentos más importantes del mundo van generando más adhesiones.

Ucrania y sus aliados bautizaron el conflicto como “la guerra de Putin”, dejando entrever que  son los desvaríos sólo y únicamente de Putin –al estilo Hitler– y no del pueblo ruso, intentando de esta manera aislar al líder ruso. En días pasados los aliados lanzaron un misil comunicacional: dijeron tener información de que “el estado mayor de Putin le miente y le oculta información por miedo a su reacción”, este misil hizo temblar las paredes del Kremlin.

Para terminar:  

1.           La definición de guerra de Hartman no pierde actualidad, “la guerra es el lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan por decisión de viejos que se conocen, se odian, pero no se matan”

2.           Bobby Fisher le ganó la partida a Spasski y acabó con 35 años de hegemonía rusa en el tablero de ajedrez.

1 comment

Renato Yañez abril 12, 2022 at 1:22 pm

Muy buen análisis colega, gracias…

Reply

Deja un comentario